Programa incluído en las XXXIII Jornadas Internacionales de Órgano. Diputación Provincial de Zaragoza.

El sábado 20 de septiembre tuvimos en Villarrolla de la Sierra un concierto de órgano ya que la Diputación Provincial de Zaragoza nos ha incluído por pimera vez en sus Jornadas Internacionales de Órgano. Fue una clase magistral que disfrutamos pero, como no se puede estar en misa y repicando, no tenemos fotografía alguna del evento ni grabación de vídeo.

 

Por ello debemos recurrir al método clásico, el texto por nuestra parte y la imaginación por parte del lector.

 

Fue una jornada intensa, didáctica y gozosa.  El profesor Benantzi Bilbao se mostró como un gran pedagogo. De forma amena nos fue regalando una lección magistral sobre el órgano y los distintos compositores que eligió para este concierto, todo expuesto con la sencillez y claridad que caracteriza a los que tienen un profundo conocimiento del tema que tratan.

 

Nos habló de la estructura del órgano de Villarroya, de su rareza en el mundo por conservar la caja y gran parte de su estructura original, de su magnífica restauración y la pureza de sonidos que emite.  Nos hizo entender que por la antigüedad del órgano hay piezas posteriores que no se pueden tocar y otras que hay que adaptar.  Como contrapartida estamos ante un órgano que se mantiene fiel a los sonidos que escucharon los villarroyenses que lo costearon y disfrutaron va para cinco siglos. Un instrumento que hoy día no se podría costear por la población actual y pone en evidencia el alto nivel cultural de Villarroya de la Sierra en esa época.  Y esa herencia ha llegado a nosotros y es nuestra obligación disfrutarla y difundirla mostrándonos hospitalarios con los que, como en este día, han venido de poblaciones cercanas, y no tan cercanas, a escucharlo. Pudimos reconocer a gente que vino a escuchar este órgano desde Chodes, Ibdes, Calatayud...

 

Nos explicó también el sistema de aporte de aire, los fuelles y su funcionamiento y que es un órgano con octava corta, como gran parte de los órganos ibéricos de hasta bien entrado el siglo XVIII que consta de un teclado con 45 notas con la primera octava, es decir, con sólo ocho notas en la primera octava (DO, RE, MI, FA, SOL, LA, SIb y SI).


El transcurso del concierto fue más próximo pues lo podíamos ver gracias a una cámara que durante todo el tiempo iba proyectando imágenes al público de lo que sucedía en la tribuna.

 

El público, que llenó buena parte del templo mostró, con su silencio habitual, el gran interés y respeto con que escucha y aprende.

 

Fue un gran día a recordar y en el sentir general estaba el deseo de que el profesor Bilbao vuelva en más ocasiones para continuar desarrollando nuestro gusto por este instrumento tan especial.  Esperamos que acepte volver a visitarnos.

FUNDACIÓN CASA DE LOS ALCAÍNES

Real Alta 16

Villarroya de la Sierra

Comarca de Calatayud

50310 Zaragoza

T: 615949355

 

 

 

Síguenos en Facebook